domingo, 5 de junio de 2011

gracias... hoy... cada día...

Hoy el cielo parece el mismo, la vida parece abstraída en su propia rutina pero yo me siento diferente, 
con ganas de caminar delante de todo aquello que absorbe mi energía dejándome sin fuerzas, 
dejándome sin ganas.
Hoy nada importa más que mis sueños y mis escalones van asomando uno a uno, 
sin prisas pero sin pausas, sin alteraciones negativas…porque no las veo, 
todo aquello que sucede es positivo y enriquecedor…
por lo que le doy las gracias al sol, por despertarme cada mañana  
permitirme conocer su grandeza al acariciar con sus cálidos rayos mis frías mejillas, 
gracias al aire que me envuelve con sus suaves brisas, 
permitiéndome sentir el abrazo de todo aquello que me rodea, 
de toda esa eteriedad de la que está compuesta la vida… 
y que no valoramos, 
gracias al agua que recorre mi cuerpo al bañarme… que me limpia, me alimenta… 
gracias a ese horizonte que vislumbro desde mi ventana…siempre cambiante, 
recordándome que nada es igual que todo siempre puede ser mejor, 
distinto… a cada instante, que una nube tiene mil y un formas 
gracias al beso que me regalan cada día mis hijos a sus abrazos que me aprietan el corazón 
que me advierten de su necesidad, de su confianza en mí, incluso cuando yo no sé hacia donde ir… 
gracias a los amigos de siempre, a los que están siempre y a los amigos que siempre estarán… 
porque en la amistad no existe el tiempo si no la intensidad… 
aunque las distancias nos separen en materia… nuestros espíritus están en perpetua conexión… 
gracias a las palabras de aliento, a las palabras de cariño, a las palabras de amor… 
gracias al suave beso de quien me acompaña en silencio 
y al ruidoso aullido de mis antiguos lamentos que me trajeron hasta aquí, 
donde estoy, donde quiero seguir, 
reír y morir cada noche, para poder volver a nacer cada día diferente…
igual que el cielo que nos cubre … igual que los sueños… 
transformarme constantemente como la energía, porque soy energía y la quiero transmitir … 
gracias días por acudir sin descanso, sin tregua para enseñarme a crecer… 
gracias a la vida por dejarme vivir… sentir… y ser feliz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada